Progreso para carreteras

El perfeccionamiento del perfil internacionalmente conocido TOK®-Band fue un gran reto para DENSO.

Ya en 1977, el perfil original TOK®-Band revolucionó el saneamiento de carreteras y se estableció como una referencia indudable del mercado gracias a su calidad y su durabilidad demostrada. Este perfil bituminoso para juntas se adecúa tanto para la reparación de grandes superficies de carreteras en mal estado como para el cierre de zanjas de canalización, así como para la reparación de superficies pequeñas. Tras una imprimación previa, el perfil se desenrolla y se funde con una antorcha, con lo que la calzada de asfalto queda perfectamente sellada. TOK®-Band Spezial no solo fue el primer perfil bituminosoa para juntas en el mundo, sino que, además, se convirtió en referente de este tipo de perfiles, gracias a su calidad y rendimiento.

Aplicación del TOK<sup>®</sup>-Band Spezial con llama de gas
Aplicación del TOK®-Band Spezial con llama de gas

Entonces, ¿por qué modificar este producto tan exitoso?

Mientras trabajaba con TOK®-Band Spezial, un empleado de DENSO observó como un operario presionaba el perfil con el pie para fijarlo mientras lo fundía. Así nació la idea de un método todavía más sencillo: ¡el perfil bituminoso necesitaba una cara autoadhesiva! 

Pero por aquel entonces, era inimaginable que el TOK®-Band pudiera aplicarse en frío, es decir, sin fundirse. Lo conseguimos en 1996, después de dos años de investigación intensa. El sector quedó plenamente convencido de este nuevo desarrollo, que desde entonces asentó nuevos estándares a nivel mundial.

El perfil TOK®-Band SK, a diferencia del producto original, es autoadhesivo y se aplica sin llama. Se adhiere de forma rápida y duradera al canto de corte o fresado. Así, se evita el laborioso procedimiento del fundido, lo que supone un ahorro considerable de tiempo y costes. La aplicación del perfil TOK®-Band SK es tan sencilla, que ya solo se necesita una persona para realizar este trabajo. En la actualidad, el perfil TOK®-Band SK es una constante en la construcción de carreteras.

A veces, es la observación de los pequeños detalles la que conduce a las grandes ideas.