Colocación sin zanja

Moderno, económico y respetuoso con el medio ambiente.

Los conductos de suministro, desagüe o transporte pueden instalarse de forma cerrada (la denominada «colocación sin zanja»), sin necesidad de realizar excavaciones a lo largo de su trayecto. Este método de instalación presenta la ventaja, frente a la instalación abierta, de que solo es necesario crear un pozo al principio y al final de cada tramo del conducto, respectivamente. Las carreteras, los raíles, los cauces de agua y los edificios que se hallan en el trayecto de los conductos permanecen prácticamente intactos y se evitan complejas desviaciones del tráfico. Esto supone una reducción de la contaminación de polvo y de ruido para los residentes, por lo que este método de instalación es preferible especialmente en zonas densamente pobladas.

La colocación sin zanja comporta exigencias especiales de protección anticorrosiva para las tuberías: por un lado, el sistema de protección debe conservar su flexibilidad para poder acomodar los desplazamientos de las tuberías; por otro lado, se requiere una resistencia muy alta a la abrasión y a los esfuerzos de cizalladura. Además, el sistema debe ser fácil de aplicar, estar exento de disolventes, no generar olores y, al mismo tiempo, presentar un tiempo de curado breve, es decir, permitir la reanudación inmediata del funcionamiento del conducto. DENSO ha desarrollado productos a medida que cumplen todos estos requisitos y ha diseñado con ellos sistemas para los distintos tipos de colocación sin zanja (p. ej., perforación horizontal dirigida o procedimientos de hincado y de inyección). 

DENSOLID<sup>®</sup>-HDD
DENSOLID®-HDD

Procedimiento de perforación dirigida (HDD) y procedimiento de arado

Mediante el procedimiento de perforación dirigida, se perfora un canal subterráneo y se desplazan hacia atrás una o varias tuberías de producto o tuberías vacías. Por el contrario, en el procedimiento de arado, la cuchilla de arado desplaza la tierra para crear una cavidad en la que pueda insertarse la tubería.

En ambos procedimientos, las soldaduras de las tuberías deben protegerse de manera fiable contra la corrosión y, especialmente, contra los inmensos esfuerzos mecánicos a los que se encuentran expuestas. Para ello, se utiliza DENSOLID®-HDD. DENSOLID®-HDD destaca por su alta dureza y resistencia a la abrasión, así como por su buena elasticidad y resistencia a la flexión. El conducto puede instalarse muy poco tiempo después de la aplicación. 

DENSOLID<sup>®</sup>-TLC
DENSOLID®-TLC

Procedimiento de hincado o de inyección

El procedimiento de hincado dinámico permite colocar sin zanja tuberías de acero con un diámetro de hasta 4 m y una longitud de hasta 100 m. Durante la colocación, se generan esfuerzos mecánicos muy intensos debido a la alta energía de impacto. Durante el procedimiento de hincado, la tierra penetra progresivamente en la tubería, que debe vaciarse a continuación con agua, con aire comprimido o manualmente.

Para este procedimiento se emplea el revestimiento de soldaduras DENSOLID®-TLC. DENSOLID®-TLC se distingue por su breve tiempo de curado, así como por su alta resistencia a la abrasión y a la cizalladura.  Tras la aplicación de DENSOLID®-TLC, es posible acelerar el curado mediante la aplicación de calor con llama. 

DENSOLID<sup>®</sup>-HK7 C
DENSOLID®-HK7 C

Protección para tuberías de plástico

En el caso de que se introduzcan tuberías de plástico en el suelo mediante el procedimiento de colocación sin zanja, las soldaduras entre dichas tuberías de plástico deben protegerse contra los esfuerzos mecánicos elevados a los que se encuentran sometidas.

DENSOLID®-HK7 C es un recubrimiento de curado rápido y resistente a los esfuerzos mecánicos, hecho a base de poliuretano, que se aplica sobre tuberías de plástico con envoltura de protección. Una vez curado, DENSOLID®-HK7 C presenta una superficie lisa que apenas opone resistencia a la colocación sin zanja en el suelo.