Revestimiento de tuberías y rehabilitación

Soluciones para una máxima seguridad

Las tuberías de acero se revisten en fábrica o in situ mediante un sistema de protección anticorrosiva. Además de su fácil aplicación, otras características decisivas de este revestimiento son su durabilidad y, en especial, la fiabilidad de la protección que ofrece frente a la corrosión y los esfuerzos mecánicos.

El saneamiento de revestimientos completos de tuberías («rehabilitación») tiene lugar durante el ciclo de vida útil del conducto para evitar costosas interrupciones del suministro. Debido al riesgo de explosión, en este ámbito solo se permite utilizar sistemas de protección anticorrosiva de aplicación en frío, es decir, sin llama. Asimismo, es necesario que la aplicación del sistema sea rápida y sencilla, de modo que el conducto pueda funcionar de nuevo a pleno rendimiento lo antes posible. 

DENSOLID<sup>®</sup>-FK2
DENSOLID®-FK2

Revestimiento in situ o en la fábrica

El recubrimiento por pulverización sin disolventes DENSOLID®-FK2, fiable y de rápida aplicación, se emplea como revestimiento en fábrica o in situ, tanto en el ámbito de la rehabilitación como en el de la nueva construcción. Su destacada dureza y, al mismo tiempo, su idónea elasticidad ofrecen una resistencia máxima frente a los esfuerzos mecánicos y la corrosión a temperaturas de servicio de hasta +80 °C (+176 °F). 

DENSOLEN<sup>®</sup>-AS40 Plus
DENSOLEN®-AS40 Plus

Rehabilitación  de millones de metros de tubería con éxito

Los conductos en funcionamiento se protegen de forma rápida y duradera contra la corrosión y los esfuerzos mecánicos mediante las cintas de PE/butilo DENSOLEN® de aplicación en frío. Las tres capas de estas cintas se fusionan entre sí para formar una funda tubular de protección completamente cerrada. Inmediatamente tras su aplicación, el conducto puede ponerse de nuevo en funcionamiento a plena carga. Ya son varios millones de metros los que dan cuenta del éxito de aplicación de las cintas de PE/butilo DENSOLEN®

DENSO<sup>®</sup>-Plast
DENSO®-Plast

Protección anticorrosiva fiable desde hace casi un siglo

Hace ya casi un siglo que las cintas DENSO®, de aplicación en frío, se emplean como revestimiento de protección anticorrosiva para conductos, especialmente para aquellos que se encuentran sometidos a cargas y en los que, además, por ejemplo, se forma sobre su superficie una lámina de agua de condensación. Con la invención de la protección anticorrosiva pasiva para conductos (las cintas de petrolatum), DENSO estableció ya en 1927 un estándar de calidad que sigue vigente hoy en día.